BOCV

Volver al inicio Ayuda Ver orden de publicación Descargar iniciativa en HTML Iniciativa següent Iniciativa anterior Última Página siguiente
foto

Iniciativa 879 de 1122

[Primer Hit]
Proyecto de ley de modificación de la Ley 4/1998, del 11 de junio, del
patrimonio cultural valenciano. Dictamen de la comisión



A LA MESA DE LES CORTS

La Comisión de Educación y Cultura, reunida el día 16 de enero de 2007, en la
sala de comisiones del Palau de Les Corts, una vez debatido el Proyecto de ley
de modificación de la Ley 4/1998, del 11 de junio, del patrimonio cultural
valenciano, así como las enmiendas presentadas al mismo, de acuerdo con los
artículos 116, 117, 118 y 119 del RC, remite el siguiente dictamen, acompañado
de las enmiendas que se pretenden defender en el Pleno de Les Corts.


PROYECTO DE LEY DE MODIFICACIÓN
DE LA LEY 4/1998, DEL 11 DE JUNIO,
DEL PATRIMONIO CULTURAL VALENCIANO


Exposición de motivos

Tras ocho años de vigencia de la Ley 4/1998, de 11 de junio, de La
Generalitat, del Patrimonio Cultural Valenciano, y sin prejuicio de las mejoras
introducidas mediante la Ley 7/2004, de 19 de octubre, considerando la
experiencia práctica que se ha tenido en este tiempo en la aplicación de la ley
se ha puesto de manifiesto la necesidad de adaptar la misma al ritmo de las
innovaciones derivadas del crecimiento económico y del desarrollo urbanístico
que pueden directamente incidir sobre el patrimonio cultural de la Comunitat
Valenciana.
La presente modificación se dicta en ejercicio de las competencias previstas en
el artículo 49, apartado 1, números 4.º, 5.º y 6.º del Estatuto de Autonomía de
la Comunitat Valenciana, y teniendo en cuenta la legislación estatal vigente en
esta materia, siendo por tanto una actualización de un texto normativo que si
bien ha demostrado una gran eficacia en su aplicación, por los motivos
anteriormente citados, precisa de su adaptación a la nueva realidad social,
urbanística y cultural.
Las actuaciones sobre el patrimonio no deben tan sólo estar dirigidas a su
conservación y restauración sino también a dotarlo de nuevos valores. Por ello,
además de fomentar su conservación también se deben realizar esfuerzos para su
puesta en valor. De este equilibrio se derivará una fortaleza capaz de marcar
su impronta en el ámbito de la sociedad globalizada.
Procurar tal equilibrio es un reto que compromete la acción de todas las
Administraciones Públicas hacia nuestro patrimonio, de manera que en el proceso
no se pierda su naturaleza y su condición identitaria, porque éste configura el
imaginario colectivo y es uno de los elementos más valiosos que sirven para
cohesionar a los pueblos y para integrar al mismo tiempo a quienes se aproximan
a su conocimiento o se desplazan para compartir en sociedad sus experiencias y
sus vidas.
Tres son los objetivos fundamentales de la presente modificación: por una lado
la necesidad de concretar y perfilar aún más los criterios y exigencias que
deben incluirse en los Planes Especiales de Protección de los Bienes de Interés
Cultural; en segundo lugar ampliar los criterios de actuación en los procesos
de restauración y por último completar la sistemática del Inventario General
del Patrimonio Cultural Valenciano.
En primer término, cabe destacar que el precepto sobre el que se ha operado una
mayor modificación es aquel relativo al contenido de los Planes Especiales de
Protección, u otros instrumentos urbanísticos asimilables, de los Bienes de
Interés Cultural, introduciendo aquellas condiciones y criterios encaminados a
que las intervenciones en sus ámbitos sean lo más respetuosas posibles con el
valor patrimonial que los caracteriza.
Así, entre otras consideraciones, dicho planeamiento procurará el mantenimiento
de las edificaciones tradicionales así como la armonización de aquellas que
inevitablemente deban renovarse en contextos preexistentes mediante una
normativa reguladora de la tipología y morfología basada en estudios
históricos, arquitectónicos, urbanísticos y paisajísticos. De igual manera
analizará la estructura viaria para articular el espacio público en relación
con el uso y la accesibilidad.
En segundo término, y en lo que respecta a los criterios de intervención en
Monumentos y Jardines Históricos y Espacios Etnológicos, se determina que,
siempre que exista alguna pervivencia de elementos originales y conocimiento
documental suficiente de lo perdido, podrán autorizarse las reconstrucciones
totales o parciales de los bienes debiendo justificarse documentalmente el
proceso reconstructivo.

En tercer término, se complementa y perfecciona la sistemática del Inventario
General del Patrimonio Cultural Valenciano, por un lado, introduciendo la
figura de Espacio Etnológico dentro de las categorías con las que puede ser
declarado un Bien de Interés Cultural, y por otro lado, dando expresión a un
reconocimiento singularizado del resto de los bienes inventariados, con
equiparación de categorías, en el caso de inmuebles en correspondencia a las
establecidas para los bienes de máximo rango.
A tal fin se prevé la inscripción de dichos bienes como bienes inmateriales de
relevancia local, bienes muebles de relevancia patrimonial, bienes del
patrimonio documental y bibliográfico y audiovisual de relevancia patrimonial y
bienes inmateriales de naturaleza tecnológica de relevancia patrimonial. Ello
permitirá que aquellas expresiones culturales claramente destacables que no
alcanzan una excelencia tal que les haga merecedoras de ser declaradas Bienes
de Interés Cultural, sean reconocidas y tuteladas en consonancia con su
importancia local o patrimonial.
En lo que concierne a los bienes inmuebles de relevancia Local se concreta el
procedimiento extraordinario para su reconocimiento por parte de la conselleria
competente en materia de cultura, que complementa aquel establecido para el
desarrollo de las capacidades y competencias municipales reconocidas por la ley
en esta materia.
Como impulso al patrimonio cultural inmueble de relevancia local, se procede a
dotar de este reconocimiento, por ministerio de la ley y de manera genérica, a
una serie de segmentos arquitectónicos de contrastado interés patrimonial
relacionados en su disposición adicional primera.
Por último, a fin de dar adecuada cabida en el Inventario General del
Patrimonio Cultural Valenciano a aquellos bienes social y culturalmente
apreciados y que con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 4/1998, de 11
de junio, de La Generalitat, del Patrimonio Cultural Valenciano, contaron con
expedientes para reconocimiento singular, se faculta al Consell para que, a
través de un procedimiento abreviado, los inscriba con los niveles y categorías
vigentes. Dicho procedimiento alcanza también aquellos bienes de la Comunitat
Valenciana que fueron declarados entre los años 1936 y 1939.



Última Página siguiente


Cortes Valencianas. Plaza San Lorenzo, 4 - 46003 Valencia Tlf. +34963876100